Enoturismo sin barreras

797 499

¿Se sigue midiendo la importancia de un asunto por el número de resultados que da su búsqueda en Google o eso es ya tan viejuno como el 2.0? Si fuéramos el site de un canal de televisión, nos dedicaríamos a monitorizar Twitter e Instagram para embeber imágenes sobre escapadas enológicas y rutas del vino para demostrar que son temas de moda. Pero no hace falta, ¿verdad? Todos lo tenemos claro: el enoturismo interesa. Cada vez a más personas. Por eso resulta muy curioso que sigan existiendo barreras. “Turismo inclusivo” nos da 8,2 millones de resultados, pero “enoturismo inclusivo” solo 54.000. ¿Por qué?

La situación – Un nuevo concepto de enoturismo

Las cosas no cambian hasta que alguien decide cambiarlas y se pone a ello. Si hablamos de experiencias innovadoras en enoturismo, Bodegas Valdemar es un referente, en la denominación de origen Rioja y en cualquier otra. Por ejemplo, fue pionera en lanzar una Experiencia en familia, que ofrecía un recorrido conjunto que podrían disfrutar padres e hijos, simultáneamente. No se trataba de una visita con alguna actividad para los más pequeños, sino de un concepto global, que enmarcaba toda la experiencia: por eso fue reconocida como la Mejor Experiencia Innovadora en los Premios Best Of de Great Wine Capitals Global Network.

“Recorrido conjunto” es un concepto importante aquí. Porque la siguiente idea de la bodega fue llevarlo más lejos: eliminar cualquier barrera, cognitiva, auditiva, visual, física y orgánica que impidiera disfrutar de su visita maridada. Destacar, por encima de todo, “Los sentidos que nos unen”.

La solución – La primera visita 100% inclusiva

Crear una visita inclusiva, accesible a todas las personas, sin excepciones, supuso un importante trabajo. Empezando por la planificación del proyecto y continuando por la adecuación de las instalaciones y la formación del  equipo de enoturismo.

Nuestra colaboración en este proyecto se extendió más allá de la comunicación del mismo, incluyendo la elaboración, supervisión y producción de materiales para la visita. Hablamos de subtitulados de vídeos, creación de QR que remitían a materiales adaptados, creación de folletos de lectura fácil y en braille, otros formatos de señalética, etc. Además, el vídeo de presentación del proyecto también fue promocionado, tanto en redes sociales (Facebook) como en YouTube.

Resulta complicado establecer unos KPI de este proyecto, para poder ofrecer resultados. ¿Número de reservas de la visita? ¿Interés de colectivos específicos? El propio enfoque inclusivo de la visita es contrario a estas distinciones.

Podemos afirmar que las campañas de promoción del vídeo tuvieron un alto rendimiento (más de 65.000 reproducciones en Facebook, con el menor coste histórico de campañas de la marca; en torno a 18.000 visualizaciones en YouTube con el mejor dato comparativo entre campañas de marca en dicho canal) y que la repercusión en medios fue alta. Además de aparecer en informativos y programas temáticos de TVE, la nota de prensa también fue publicada por otros medios digitales e impresos. El earned media alcanzó un valor estimado de más de 235.000 €.